A partir de los años 20 los medios de comunicación nos proporcionan un concepto de masas. Se abre con ellos una nueva ventana al mundo, pero por medio de la persuasión. Ya que lo que pretendían era transmitir un mensaje que influyera en nuestra conducta, desde cómo vestirnos hasta qué comer. Nace así una sociedad de masas, favorecida por la expansión del capitalismo con la intención de aumentar el consumo. Dando lugar a una mayor demanda de mano obrera, mayor alfabetización y una continua evolución en la tecnología. Con esta sociedad, nace también una cultura de masas, abriendo en esa época un debate continuo de qué era cultura o que no lo era. Ya que la cultura estaba asociada a las élites y gracias a los medios de comunicación comienza dicho debate. Por lo tanto, el acceso a la cultura de una mayor parte de la población crea una opinión que sigue una amplia multitud. En esta época se sirvieron de la radio, para poder formar esta opinión colectiva, siendo esta tarea más sencilla de lo que se ha convertido en la actualidad. Gracias a los avances tecnológicos y el acceso a la información desde tantos puntos.

Actualmente el concepto de masa no tiene la misma relevancia que a principios de los años 20, debido al contexto en el que nos encontramos. Pero si seguimos manteniendo la industria de cultura, siendo un factor que mueve la economía, tanto con el arte, el cine, la música u otros. Tal y como piensa Pierre Bourdieu: “En muchos campos, en literatura y otros, lo que ahora contemplamos es la relevancia del dinero contra el arte”1.

2. https://www.youtube.com/watch?v=y5TagzUHDZ0

Como he dicho anteriormente, la evolución de los medios de comunicación ha facilitado la difusión de la cultura y salir de una sociedad de masas, pasando a una sociedad de la información y la comunicación. Pero actualmente, siguen intentando tener los mismos efectos en sus mensajes, aunque no consiguen que la opinión sea tan generalizada. Siguen utilizando la persuasión y la manipulación. Desde la publicidad en televisión, como en cualquier anuncio publicitario de la calle. Todos y cada uno de ellos con una intención y a un tipo de gente, ya sea para niños, adolescentes, etc.

“El individuo es un producto de la comunicación” Davis y Jasinski3.

manipulacion

Cuando hablamos del concepto “masa”, hablamos también de manipulación. Apareciendo el concepto de “hombre masa”, que no deja de ser hombre, pero que su voluntad es independiente a su ser social. Es por ello que debemos someternos a una tarea de búsqueda para seleccionar que información es esencial. Llevando a cabo la función de un bibliotecario, es decir, seleccionar y dividir la información. Pudiendo comparar esta manipulación con el mito de la caverna de Platón, en el cual, los prisioneros únicamente veían las sombras que les proyectaban. Siendo así, para ellos la única realidad que existía era esa, no conocían que había fuera de la caverna. Pues algo parecido a esto nos sucedía antes, cuando era difícil contractar la fiabilidad que nos proporcionaban con las noticias en los periódicos o la radio. Actualmente eso no sucede, gracias a la evolución de la tecnología, y con ella, la aparición de Internet que nos facilita buscar y contractar cuanto de verdad hay en la noticia que nos acaban de dar. Por los mensajes de la publicidad, cada uno de ellos va a un público determinado. Dividiéndose la sociedad en una amplia multitud de grupos con opiniones comunes. ¿Pertenecemos nosotros a algún grupo al que la publicidad va dirigida? Por su puesto, nadie está a salvo de la publicidad, en mayor o menor medida, terminamos por hacer algo que ellos esperan.5

¿Hasta qué punto la publicidad puede condicionar nuestras acciones de la vida diaria? Desde cualquier punto, vivimos condicionados a ir al supermercado al que más publicidad le dan, comprar los productos que más salen en televisión o son anunciados en cualquier medio. Ya que existe publicidad que aunque no le hagamos caso, cala en nuestro subconsciente. Y lo mismo sucede con la ropa, o productos tecnológicos, los cuales todo el mundo quiere tener la última actualización y versión de cada cosa que sale. Aunque no lo creamos, la gran mayoría de la población, hacemos gran parte de lo que ellos quieren que hagamos.

La influencia de los medios de comunicación en la sociedad, no depende tanto de lo que dicen, sino de lo que dejan de decir. Es por ello que las redes sociales ayudan a que tarde o temprano salga lo que están intentando ignorar. Un ejemplo claro de ello, nos lo da Pierre Bourdieu: “En el campo de la justicia, los periodistas utilizan el poder que tienen sobre el gran público para intervenir en los procesos de manera emocional”6.

Lipovetsky piensa que actualmente se trata de “Comunicar por comunicar, expresarse sin otro objetivo que el mero expresar y ser grabado por un micropúblico […], con la lógica del vacío”7. Y de hecho es así, actualmente estamos plagados de programas de televisión o en el mismo periódico. No utilizan estas herramientas como deberían utilizarse, ya que no dan información con fundamento y televisan tertulias sin sentido, que lo único que hacen es ocupar horas de programación. No se preocupan de las noticias que a veces tienen más importancia y por el contrario pueden contarte la vida amorosa de alguna celebridad en cada cadena y cada programa. Es como el refrán de “esto es hablar por hablar”, tan utilizado por ese grupo de personas mayores que se tiran las tardes hablando de todo, la mayoría de temas sin sentido o sin tener mucho que ver. Y de esta manera utilizan la comunicación, “comunicar por comunicar”.

1 y 6. Aquevedo, Eduardo. Ciencias Sociales hoy-weblog. “P. Bordieu: el poder y los medios de comunicación. Entrevista. Consultado: 18/09/2016. Disponible en: http://democraciaymedios.blogspot.com.es/2007/11/tocqueville-y-criterios.html

  1. MaestriallCC. 28 de septiembre de 2012. Consultado: 18/09/2016. Disponible en: https://aquevedo.wordpress.com/2009/05/02/pierre-bourdieu-entrevista-sobre-sociedad-poder-y-medios-de-comunicacon/
  2. Rodrigo Alsina, Miguel. Teorías de la comunicación: ámbitos, métodos y perspectivas. “Capítulo 1. El objeto de estudio de las teorías de la comunicación”. 2001, p. 92.

4.Idealimus. Un lugar para alcanzar el debate y la verdad. “¿Los medios de comunicación o la manipulación? Parte 2. Febrero, 2012. Consulta: 19/09/2016. Imagen disponible en: https://idealimus.wordpress.com/2012/02/10/los-medios-de-comunicacion-o-de-manipulacion-parte-2/

  1. Carrera, Mª Pilar. TELOS. Cuadernos de comunicación e innovación. “Acerca de la plenitud teórica de conceptos en oportuno desuso. ¿Qué se hizo de las masas?” Enero-marzo 2008, nº 74. Consultado: 17/09/2016. Disponible en: https://telos.fundaciontelefonica.com/telos/articuloperspectiva.asp@idorticulo=3&rev=74.htm>.

7. Barbero, Ignacio G. Culturamas. La revista de información cultura en Internet. “Lipovetsky: Modernidad, posmodernidad y narcisismo”. 10 de diciembre de 2015. (Fuente: “La era del vacío. Ensayos sobre el individualismo contemporáneo”). Consultado: 19/09/2016. Disponible en: http://www.culturamas.es/blog/2015/12/10/lipovetsky-modernidad-posmodernidad-y-narcisismo/

González Blanes, Sandra.

Anuncios